San Sebastián, candidata capital europea de la cultura 2016
San Sebastián, candidata capital europea de la cultura 2016
Estás en : Inicio » Proyecto DSS2016EU »
La ciudad

La ciudad

El poeta Gabriel Celaya la definió como "ciudad abierta" y "sencillamente humana. Esta ciudad que siempre se quiso sin murallas y que todo lo acepta, y es bella para nada". Su carácter cosmopolita y escala humana caracterizan a la capital de Gipuzkoa.

 

Hay quien considera como una de las ciudades más bellas del mundo esta equilibrada combinación de pequeños montes, edificios señoriales y mar. Porque el mar Cantábrico es casi un donostiarra más. La ciudad se dispone en torno a la bahía de La Concha, protegida del oleaje por la isla de Santa Clara y abrazada por los montes Urgull e Igeldo. Los cambiantes colores de la bahía bordeada por las playas de La Concha y Ondarreta siempre deslumbran.

Donostia/San Sebastián es una ciudad con vistas al mar que, con algo más de 180.000 habitantes, mantiene una escala humana. A la mayoría de los puntos de interés puede llegarse cómodamente a pie, recorriendo sus paseos y ejes peatonales. Otra fórmula con creciente aceptación es el uso de la bicicleta, para la que existe una red de 'bidegorris' (carriles-bici).

El esplendor de Donostia/San Sebastián durante la 'Belle Epoque', cuando era lugar de veraneo de la aristocracia europea, ha dejado hermosas construcciones, como el Gran Casino (actual Ayuntamiento), el Palacio de Miramar, residencia veraniega de la Corte, o los puentes sobre el río Urumea. Anteriores son las casas de la Parte Vieja, repleta de bares y restaurantes.

Donostia/San Sebastián es un foco cultural, turístico, de servicios y congresos, muchos de los cuales se desarrollan en el palacio del Kursaal. Sus dos cubos acristalados aportan una imagen de vanguardia a un entorno clásico.

En la Parte Vieja es palpable la pasión local por la gastronomía. Desde la cocina en miniatura de los 'pintxos' hasta los restaurantes de los maestros de la cocina de autor, el buen comer es uno de los mandamientos donostiarras. Otro elemento distintivo es su intensa vida cultural, que abarca desde pequeñas actuaciones en los barrios hasta grandes manifestaciones, como el Jazzaldia, la Quincena Musical y el Festival Internacional de Cine.

 

Donostia/San Sebastián es un foco cultural, turístico, de servicios y congresos, muchos de los cuales se desarrollan en el palacio del Kursaal. Sus dos cubos acristalados aportan una imagen de vanguardia a un entorno clásico pero que también ofrece formas contemporáneas en las esculturas de Eduardo Chillida (el Peine del Viento) y Jorge Oteiza (Construcción Vacía) que, como donostiarras y visitantes, se asoman al mar.